Importancia del marcado de la madera y tipos de etiquetas para conocer su trazabilidad

Una de las grandes preocupaciones del sector de la madera es conocer la procedencia de la madera que se adquiere, saber cuál es su origen, si proviene de una tala ilegal o de montes que no están gestionados adecuadamente. Por eso es fundamental disponer de mecanismos que permitan conocer toda la información de la madera que se adquiere, desde que está en el monte hasta que llega al consumidor final, ofreciendo así las máximas garantías.

Disponer de dispositivos que garanticen la seguridad de la trazabilidad de la madera que se adquiere, permite al mercado poder rechazar madera que tiene un dudoso origen. Sumado a las certificaciones que existen actualmente en el sector, FSC y PEFC, conocer el origen del producto resulta más sencillo.

Poder conocer la trazabilidad de la madera es fundamental para mejorar los controles de calidad, la seguridad y las transacciones a lo largo de la cadena ya que nos permite controlar, en todo momento, su origen, ubicación, fecha de corta y lugar de destino.

Además de la información de origen de la madera, cada troco puede tener asociada otra información de interés como puede ser la especie, volumen o calidad, entre otros. Toda la información que añadamos al proceso repercutirá en una mejora técnica y económica.

Es fundamental, para la sostenibilidad económica, social y medioambiental del sector que todos los productos de madera que llegan a la industria de transformación y, por ende, al consumidor final estén perfectamente identificados con algún tipo de marca o etiqueta que nos proporcione toda la información del ADN de ese producto.

Beneficios que ofrece el marcado de la madera para los diferentes actores

  • Productores de madera: pueden usar información de la especie, volumen y cantidad de madera aprovechada de cada monte para mejorar su plan de actividades silvícolas y optimizar los próximos aprovechamientos
  • Administración: disponer de información para controlar la tala ilegal y promover las buenas prácticas de gestión forestal sostenible
  • Empresas del sector de la madera: mejorar su eficiencia con la mejora de la gestión de la madera de la cadena de custodia y evitar posibles fraudes
  • Importadores de madera: asegurar el origen de la madera
  • Certificadoras, inspectores y auditores: mejorar la gestión de su tiempo
  • Compradores: fiabilidad en el origen de la madera

Opciones de marcado que existen en la actualidad

  • Pintura: La más antigua de todas las que existen. Se aplica directamente sobre la madera. Se puede realizar de dos modos: pulverizada con pintura o escrita con tizas o marcadores impermeables. La etiqueta que se emplea contiene caracteres y puede estar en cualquier color, pero no posee información asociada adicional
  • Estampado y grabado: Ofrece la información esencial. El estampado de los números o códigos se realiza de forma clásica con un martillo de marcado directamente sobre las testas de los árboles. Se suele realizar de manera manual, aunque existen estudios para automatizarlas.

El láser es lo que más se emplea para el grabado de la madera. Los códigos alfanuméricos, QR o códigos de barras pueden ser grabados directamente en la madera. Además, existen láseres móviles que pueden marcar la madera carbonizándola. Esta tecnología puede estar unida con la presencia de etiquetas como códigos de barras o QR que se graban de la madera y no necesitan sustrato

  • Etiquetas: suelen estar en las testas de los troncos aunque también pueden asignarse a una pila. Sirven como sustrato para información ligada a la madera. Pueden tener una gran variedad de formas de marcado y pueden estar integradas con chips con información encriptada.

TIPOS DE ETIQUETAS

  • Códigos de barras: proporcionan información en formato electrónico. El código numérico o alfanumérico puede proporcionar la clave para una base de datos de productos. Puede fijarse grabado o pegado. El único inconveniente es que solo puede disponer de una pequeña cantidad de información.
  • Códigos 2D: Se trata de un código de dos dimensiones que puede codificar una gran cantidad de información y texto en poco espacio. Combina espacios cuadrados en negro y con otros en blanco, teniendo un ratio de lectura bastante elevado y siendo utilizado, cada vez más, en la industria. Permite escalar sin temer por la pérdida de información o calidad.

Dentro de los códigos 2D existen diferentes tipologías:

  • Código de barras amontonado: fila múltiple de códigos de barras
  • Matriz de datos: matriz regular de dos dimensiones codificada con celdas en negro y blanco (QR si es cuadrado, y ShotCode, si es circular)
  • Códigos compuestos: combinación de códigos de una y dos dimensiones (el primero para marcar objetos y el segundo, contiene información adicional).

Solo puede disponer de una pequeña cantidad de información.

  • Identificadores por radio frecuencia o RFID: La información se transmite por un campo magnético. Está formado por dos elementos: el transpondedor, que es el dispositivo donde se almacena la información de forma electrónica, y la antena.

Permite que se pueda escanear de forma automática sin hacer contacto visual con el transpondedor. Además, las posibles alteraciones que puede presentar la madera, no le afecta a su lectura y se le puede añadir información adicional.

Existen diferentes modelos, dependiendo del suministro de energía: transpondedores activos con suministro de energía interno (batería), transpondedores pasivos sin suministro de energía y transpondedores semiactivos.

  • Análisis de imagen: Esta tecnología se encuentra todavía en estado experimental puesto que es la más reciente. El marcaje por tronco se realiza por medio del conteo de los anillos anuales del árbol y su distribución, el posicionamiento de los nudos, su médula, duramen, poros, vasos… variables únicas para cada árbol.

De momento se encuentra en una etapa de prueba.  Lo mismo ocurre, pero en una etapa todavía más inicial, con la resonancia nuclear cuádruple (NQR).

La importancia de disponer de toda la información posible de la madera

En el mercado existen ya diferentes tipos de marcado de la madera y se está trabajando en nuevos y más eficientes modelos conscientes de la importancia que tiene para el futuro del sector. Estas tecnologías permiten realizar una correcta trazabilidad de la madera, asegurar que el origen de esa madera no es ilegal, transparentar la cadena de custodia, poner en valor toda la información que se pierde a lo largo de la cadena y mejorar la eficiencia, tecnológica y económica, de todos los actores de la cadena de suministro.

Proyectos como Timbertrack permitirán dar un paso firme y fundamental para disponer de toda la información de valor de la madera, desde el monte hasta la industria, a través de un sistema innovador de etiquetado permitiendo la puesta en valor de todo el conjunto de datos generados a lo largo de la cadena de suministros por toda la maquinaria que interviene en ésta.

En la actualidad, el proyecto está trabajando en diferentes posibilidades de etiquetado, realizando diversos estudios de viabilidad con el objetivo de conseguir una solución lo más completa, fiable y competitiva posible. En los últimos ensayos se ha valorado tanto la visión artificial, como los RFID y el marcado con tinta, con la finalidad de conseguir la opción más innovadora y fiable para los agentes del sector.

Deja un comentario